Mi tiempo

Una de las quejas más repetidas contra los ciclistas de carretera es que “van en paralelo hablando y pasando de todo”, a veces a baja velocidad, generando una situación que a algunos se les antoja el fin del mundo. La gente me suele contar esto bastante alterada. Se nota que les da rabia. No sé si esperan que lo justifique o que lo condene. Por lo general guardo silencio porque la intención no suele ser la de querer dialogar o entender al otro. A raíz de la última ocasión en que sucedió esto con un compañero de trabajo y no dije nada estuve pensando en el tema.

Hoy voy hablar del tiempo y de las prisas. El tiempo de esos ciclistas que madrugan para disfrutar de su afición y sus compañías y las prisas de ciertos conductores que a juzgar por su actitud llegan tarde a una operación a corazón abierto o al parto de su santa esposa.

Vivimos con demasiada prisa, sin apenas tiempo para pausar y reflexionar sobre nosotros, nuestras vidas, la comunidad… En el inconsciente colectivo está instalada la idea de que la velocidad es un valor positivo y dedicar tiempo a actividades contemplativas o artísticas tiene poca aceptación entre muchas personas. Al parecer, existe un orden de prioridades según el cual es deseable ir rápido, o visto de otra manera, es sacrílego no tener prisa. Como muchas otras ideas, esta idea de la velocidad como algo positivo no la respeto. Para ciertas personas es inconcebible que uno haga actividades sin prisa. Puede ser difícil entender que se quiera disfrutar del camino, de las sensaciones, del ejercicio, de los amigos y del paisaje y se circule por la calzada o la carretera sin prisa ni presiones.

Cicloturismo por carretera de Soria.
Cicloturismo por carreteras de Soria.

No practico el ciclismo de carretera, pero llevo acumulados miles de kilómetros por carretera y por ciudad y me han ocurrido situaciones como para haber reflexionado y tener una opinión propia. Hoy quiero hacer un alegato en defensa de los compañeros que practican el ciclismo de carretera. Pongámonos en su piel.

Es fin de semana y como todas las semanas se han levantado pronto para salir con sus colegas de ruta a practicar una actividad sana, probablemente en un entorno natural. Han trabajado toda la semana y la ruta del sábado es algo que esperan con ganas. Les gusta disfrutar de sus amistades y van charlando y haciendo bromas. A pesar del ritmo que lleven, rápido o lento, no tienen prisa por llegar a ningún sitio. Han reservado toda la mañana para sí mismos. Puestos en contexto, cuando aparecen los conductores agresivos y cagaprisas ellos se preguntan:

¿Qué le pasa a este conductor que nos viene oliendo el culo? ¿Por qué no puede esperar este otro unos segundos, quizá algún minuto, a adelantar con seguridad? ¿Por qué ha tenido que adelantar dejando tan poco espacio y tan rápido y poner en riesgo nuestra seguridad? ¿Qué le pasa a este, por qué pita? En suma, ¿de dónde sale esa agresividad y esa violencia?

Y, sobre todo, ¿por qué el tiempo de sus vida vale más que el nuestro?

En estas situaciones, el conductor impaciente suele opinar que los ciclistas son unos maleducados y unos irrespetuosos por hacerle perder el tiempo. Me gustaría saber qué tan importante es ese tiempo para que no se pueda esperar. ¿Es urgente, le va la vida a alguien? ¿Podría haber salido antes de casa? ¿A dónde van los conductores con prisa? Grandes incógnitas. No es creíble que exista una urgencia en todas las ocasiones en que ocurre algo semejante.

¡Vaya faena estresarse en ese momento de la semana que uno reserva con tanto cariño para sí mismo! Algunos ciclistas no vamos y nuestra intención no es joder a los demás, sobre todo si tienen verdadera urgencia, algo que por otra parte no podemos saber. Personalmente, me saca de quicio que me metan prisa cuando no la tengo, lo mismo que al cagaprisas le molesta esperarse un poquito. Es una cuestión de libertad. Yo no tengo prisa. ¿Tú sí? Muy bien. Respeta. Vas a poder pasar. No eres más importante que nadie. No nos pongas en peligro.

Ciclista sin prisas disfrutando de su tiempo y de la vida.
Ciclista sin prisas disfrutando de su tiempo y de la vida.

Tenemos concepciones arraigadas casi en el subconsciente al respecto de la velocidad y, eso, en la carretera es peligroso y puede matar. No hay jerarquías entre los usuarios de las carreteras. Los ciclistas tenemos tanto derecho como cualquier otro a disfrutarlas con seguridad y a nuestro ritmo. Se trata de un conflicto de intereses entre personas y no hay ninguna ley universal que obligue a las personas a moverse con prisas. Cada uno pensamos, queremos y valoramos unas cosas u otras. Ninguno tiene, a priori, más razón que nadie.  Querido conductor, ¿te jode tener que esperar? A mí me joden otras cosas y me aguanto. No se acaba el mundo. Convivamos y pongamos la seguridad de todos por delante.

El tiempo es lo único que nos pertenece y es nuestro. ¡Váyanse al carajo cagaprisas! Yo no tengo prisa.

Lista de otras cosas que me joden:

Anuncios

5 comentarios sobre “Mi tiempo

  1. Las prisas en coche son un fenómeno psicológico. El coche (y demás medios de transporte cerrados y rápidos) nos ha arrebatado la sensación ‘de camino’. Los desplazamientos ya no cuentan como un tiempo que se puede disfrutar. Hoy solo queremos ir de A a B. Lo más antes posible, lo ideal sería tele-transportarnos. Cuando se entiende esta premisa, también se entienden las prisas. Un viaje en coche y un viaje andando o en bici son dos actividades totalmente diferentes, por eso estos choques.
    Por cierto, por eso no les importa el estado de nuestras ciudades a mucha gente. Como se mueven casi siempre en coche, no lo perciben realmente. Van encerrados todo el tiempo en una caja.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s