Peatones insumisos

Manhattan's Hester Street, on the Lower East Side, in 1914. (Maurice Branger/Roger Viollet/Getty Images)

Son bastante habituales los ataques al ciclismo urbano que proponen que las bicicletas o los ciclistas deberían llevar matrícula, pagar un seguro, tener un carnet, etc. Estas propuestas me parecen absurdas y carentes de toda lógica más allá de desincentivar el ciclismo urbano y ponerle dificultades, que es un fin que algunos claramente persiguen. Quienes proponen estas medidas caen en el error, de forma consciente o inconsciente, de equiparar la bicicleta a un vehículo motorizado. Como comentamos en el artículo Falacias y mentiras sobre ciclismo esta comparación está absolutamente errada.

La bicicleta pesa muy poco y las velocidades que se alcanzan no son elevadas. El ciclismo urbano, a pesar de que requiere de un vehículo de tracción humana (la bicicleta) se me parece más al caminar que a la conducción de un vehículo motorizado.

Cuando los automóviles hicieron su aparición en las ciudades se dispararon los atropellos a peatones.

Aumento de las muertes por atropello en Estados Unidos de 1901 a 1923.
La industria automovilística, enfrentada a un problema que impedía expandir su negocio, invirtió en criminalizar a los peatones. Muestra de ello, en estados unidos inventaron el crimen del “jaywalking”. Recomiendo totalmente el artículo ‘Jaywalking’, o un poco de Historia sobre cruzar la calle de forma indebida. También este artículo complementario en inglés The forgotten history of how automakers invented the crime of “jaywalking”.

Las calles han sido desde el origen de las ciudades lugares de encuentro.
Las calles han sido desde el origen de las ciudades lugares de encuentro. Manhattan’s Hester Street, on the Lower East Side, in 1914. (Maurice Branger/Roger Viollet/Getty Images)

Para evidenciar el absurdo de las propuestas que recurrentemente se lanzan para ponerle trabas a la expansión del ciclismo urbano, voy acusar a los peatones (o si lo prefieren a los caminantes, viandantes, paseantes) de los mismos males que se acusa a los ciclistas. Espero que al ponerse de manifiesto el absurdo en el caso de los peatones, se obtenga una visión más clara del asunto con respecto a los ciclistas. Me he inspirado en un comentario en Facebook de Actibici y tengo su permiso para utilizar como base su texto. Facebook de Actibici. Blog de Actibici.

La verdad es que muchos peatones no respetan nada: cruzan por cualquier sitio, aparecen en la calzada sin avisar, se saltan semáforos, etc. ¡Conductas muy peligrosas que ponen en peligro a los demás! Como usuarios de la vía que son, deberían conocer mejor las normas viales. Incluso se podría implantar un carnet de peatón para aquellas personas que acostumbren a desplazarse a pie por la ciudad de forma habitual.

Peatón feliz tras recibir el carnet de peatón que le habilita para transitar por las calles.
Peatón feliz tras recibir el carnet de peatón que le habilita para transitar por las calles.

Y si son pillados saltándose las normas una y otra vez, se les podrían quitar puntos y se les podría prohibir pisar la calle durante algún tiempo. Otra opción, por supuesto, es que lleven matrícula, porque claro, si un peatón comete una infracción o provoca un accidente y abandona el lugar del crimen a toda prisa, ¿cómo se le identifica? Una matrícula (impresa en un chaleco de alta visibilidad o en el calzado) sería una buena forma de identificarlo.

Peatón con su chaleco de alta visibilidad para los peligros en la ciudad. Me siento segurooooo.
Peatón con su chaleco de alta visibilidad preparado para afrontar los peligros en la ciudad. Me siento segurooooo.

También sería interesante que las personas que habitualmente se mueven a pie por Valencia tuvieran algún tipo de seguro peatonal, por si causan un accidente. Y un casco, porque llevar casco te puede salvar la vida en caso de atropello. También una caída tonta te puede matar, y si por tu trabajo o tus costumbres te mueves mucho por la ciudad a pie, puede ser conveniente llevar la cabeza protegida (pienso en repartidores, carteros, médicos que visitan a domicilio, o personas mayores que acostumbren a pasar muchas horas en la calle). No estaría de mal implantar algún tipo de impuesto al calzado que serviría para pagar el desgaste de las aceras que hacen los peatones al caminar.

Peatones sí, pero respetando las normas y demostrando que las conocen.

¿Poner un casco a tus hijos para que fueran al colegio solos te daría tranquilidad?

Lo que acabamos de leer es una gilipollez.

La ciudad es el lugar donde habitamos. Necesitamos movernos por ella, pero más fundamental es estar. En el espacio público nos relacionamos y una buena calidad de vida depende mucho de la calidad del espacio público. Aunque en la actualidad el espacio público ha sido tomado al asalto por los vehículos, es necesario que recuperemos la ciudad para las personas. Deseo una ciudad con espacios verdes, sin tanto ruido, seguro para caminar e ir en bicicleta, con buena oferta de transporte público, con menos coches y zonas con tráfico restringido.

No debemos caer en la trampa de tratar la movilidad peatonal y ciclista desde el marco del transporte y la circulación. Por eso no debemos aceptar ninguna limitación, de la forma que sea, al caminar y al ciclismo urbano. Peatones, seamos insumisos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Peatones insumisos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s