Esclavos de una bici estática

Manoj Bhargava junto a la Free Electric que está financiando.

Me asombra la incultura científica de la que hacen gala personas con estudios de todo tipo y sin ellos. Existe un desconocimiento tremendo de las leyes elementales de la física básicas que al fin y al cabo gobiernan nuestras vidas, como que una máquina no da más de lo que se le mete o que todo sistema tiene pérdidas. A esta incultura, se suele sumar una actitud acrítica a la hora de analizar la información que se recibe. Esto segundo quizá sea debido a un mecanismo de pensamiento ilusorio como el que comentamos en la entrada Yocontrolismo – Alertaciclista. ¡La ciencia también es cultura, señores!

Ante anuncios como la batería de Tesla, que promete electrificar el mundo y salvarnos de la catástrofe, los planteamientos suelen ser:

  • Seguro que funciona. Es decir, no se desea creer que pueda ser una tecnología inmadura o incluso que sea una tecnología que funciona pero que será incapaz de proveer una alternativa a nuestro inconmensurable consumo de combustibles fósiles.
  • Si no está en el mercado ya es porque [inserte aquí su villano en la sombra favorito, por ejemplo, las multinacionales del petróleo] están bloqueando su salida al mercado.
  • Hay una tercera opción, minoritaria, donde están los que analizan el sistema desde el punto de vista tecnológico y físico e intentan comentar con un poco de conocimiento de causa e intentan.

Entre las personas que deseamos un cambio del sistema económico y de consumo, ya sea por razones medioambientales o sociales, hay bastantes que realizan auténticos actos de fe para ver posibilidades en inventos y anuncios que a mi modo de ver no llevan a nada. Lo que hay que plantearse ante toda invención es: ¿viola las leyes de la física? En caso de no hacerlo, ¿en cómputo global cuanto ahorra? ¿Compensa ese ahorro marginal el aumento en la complejidad de la tecnología, la dependencia de terceros para el mantenimiento y el gasto energético y de materiales para producir esa tecnología? Además, ¿tiene esa nueva tecnología impactos sociales en el otro lado del mundo?

Fuck capitalism.
Fuck capitalism.

Dicho de otra manera, si para mejorar la eficiencia de un coche un 2% hay que hacer un sistema híbrido eléctrico que requiere baterías y materiales escasos que se extraen en condiciones inhumanas en la otra parte del mundo deberíamos decir “no lo quiero, gracias”. ¿No sería mejor dejar de usar el coche en 2 de cada 100 ocasiones para conseguir el mismo ahorro? Ya me estoy yendo por las ramas, pero lo que cabe plantearse también es: ¿una nueva tecnología de “ahorro” no podría estar incitando a mantener los niveles de consumo o incluso a aumentarlos? ¿No nos está creando una dependencia? Mucha gente se cachondea de los Amish por su estilo de vida, pero son infinitamente más reflexivos sobre las implicaciones que tiene la tecnología en su sociedad. Estoy muy a favor de la eficiencia, pero estoy más a favor de reducir el consumo. El coche más eficiente es el que no se conduce. O digo más, es el que nunca se ha fabricado.

Dicho lo anterior, paso a hablar de la Free Electric, una bicicleta estática generadora de energía eléctrica que según el multimillonario que la financia (Manoj Bhargava): puede proporcionar 24 horas de energía a un hogar con sólo una hora de pedaleo. Como vemos, no es más que una bicicleta estática con un gran volante de inercia conectado a un generador eléctrico y a una batería. Ni nuevo ni revolucionario. Vamos a analizarlo.

Manoj Bhargava junto a la Free Electric que está financiando.
Manoj Bhargava junto a la Free Electric.

El ser humano es capaz de aportar una potencia bastante limitada. La potencia que genera una persona media pedaleando durante periodos largos de tiempo varía en un rango entre 100-300W. Los ciclistas profesionales mantienen una potencia de unos 400W durante una etapa y el ser humano puede alcanzar picos de potencia, en tiempos muy cortos, de hasta 700W (sprint en bicicleta, competición de remo, halterofilia, conductor habitual subiendo un tramo de escaleras…) Fuente Polar. Esos valores evidencian que como animales de carga somos una castaña. Quizá pueda estar relacionado con que hasta hace apenas 150 años el ser humano haya necesitado de la fuerza animal para trabajar los campos o para transportar mercancías y personas.

Ahora tengamos en cuenta que el horno de la casa se chupa 2000W o más, el microondas 750W, la tostadora 1200W, la nevera 100W y se pasa encendida todo el día, el portátil 90W y la televisión para ver el fúngol y gran hermano 100W. Fuente electrocalculator. Esto quiere decir que una persona pedaleando una hora genera la energía suficiente para ver la televisión una hora y nada más. No obstante, volvamos al eslogan: una hora de pedaleo basta para alimentar de electricidad a un hogar rural medio, incluyendo las luces generales, un pequeño ventilador y la carga de un dispositivo móvil. Imagino que el ventilador es para disipar el calor que genera la persona pedaleando.

¿Pero de qué tipo de hogar estamos hablando? Evidentemente, estamos hablando de los hogares de la gente muy pobre.

Hoy en día, la energía eléctrica es un derecho básico, como lo son el alimento y la vivienda. Las personas pobres lo último que necesitan es ser encadenadas a una bicicleta estática para generar su propia electricidad con un ingenio que además se llama Free Electric, tócate la ironía. Las personas pobres necesitan que la red eléctrica llegue a sus viviendas y, en caso de que esto no sea posible, necesitan medios para generar su propia electricidad sin convertirse en esclavos de sí mismos dado que ya son esclavos del sistema capitalista.

Pensaréis que soy un cínico y que prefiero que los desheredados del mundo malvivan sin acceso a la energía a que la generen a pedales. Va a ser que no. ¿Existe entonces alguna manera entonces para poder generar energía eléctrica sin ser esclavo de la bicicleta estática? Va a ser que sí: placas solares, energía mini hidráulica, energía mini eólica

Kit de placa solar para uso diario todo el año.
Kit de placa solar para uso diario todo el año.

Unas placas solares trabajarían bastantes más horas al día para generar energía eléctrica para los más desafortunados y les liberarían del trabajo que podrían dedicar a otros menesteres: estudiar, trabajar para sí mismos, cultivar alimentos, criar animales, relacionarse, cuidar de las personas dependientes o ser explotados por la subcontrata de la subcontrata de la industria occidental, por ejemplo, cosiendo prendas para agrandar el imperio de Amancio Ortega y que los economistas capitalistas del mundo entero puedan hacerse pajas pensando en él. Again, fuck the capitalism!

Fuck capitalism.
¡Fuck capitalism, hermanos!

Que las placas solares pueden ofrecernos energía barata y darnos independencia es tan evidente como que el oligopolio eléctrico ha presionado a todos los gobiernos (PPSOE) para que les hiciera leyes a medida a cambio de un cómodo retiro en sus consejos de administración para la casta política, profesionales parásitos de lo público. Último ejemplo de ello es el impuesto al sol, firmado por el infame ex ministro Soria, ese que ha dimitido por equivocarse en sus mentiras para ocultar que tenía la pasta en un paraíso fiscal. Papeles de Panamá, cof cof.

Puertas giratorias y sueldos de seis cifras.
Puertas giratorias y sueldos de seis cifras.

Uno de los equipos más humildes para generar energía solar fotovoltaica que podemos encontrar en el mercado tiene las siguientes características: Potencia: 140W. Dimensiones: 1480 x 670 x 35 mm. Peso: 10,50 Kg. Garantía contra defectos de fabricación: 4 años.

En abril en Nueva Delhi (India, punto al norte del país) amanece a las 5:48 y anochece a las 18:51. Casi 13h de sol. Y en enero – diciembre disfrutan de 10h 20min de sol. Haced cuentas teniendo en mente que la placa solar puede producir más potencia y trabajar más horas que un cansado humano.

¡Regalemos placas solares a los pobres! ¡Que pedalee el ricachón filántropo!

Para terminar, me gustaría hacer una reflexión sobre las formas de energía y sus usos. En la Free Electric pedaleamos para convertir energía mecánica en energía eléctrica mientras que una placa solar genera energía eléctrica directamente. Si nuestro objetivo es bombear agua de un pozo o moler grano, ¿tiene sentido generar energía eléctrica dando pedales para accionar un motor eléctrico? ¿No tiene más sentido aprovechar directamente la energía mecánica, sin pérdidas ni sistemas más complejos de mantener y con riesgo eléctrico?

Tampoco tiene sentido quemar combustibles en las plantas de generación para producir electricidad y luego usar la energía en una estufa eléctrica. Siempre es mejor quemar directamente el combustible para calentarnos. Hay que plantearse que forma de energía es más adecuada para cada uso.  Podría ser que generar electricidad dando pedales no sea lo más inteligente ni ecológico si el fin que se persigue es obtener energía mecánica.

Existen proyectos para proveer energía mecánica a través de una bicicleta, lo cual es muy eficiente, para usos como: bombear agua, moler grano, triturar alimentos, lavar ropa, tornear, etc… Ejemplo de ello son las bici-máquinas del proyecto Común Tierra.

También hay que tener en cuenta que las baterías necesarias en estos sistemas hay que fabricarlas y eso consume mucha energía. ¿La batería almacenará al final de su vida útil más o menos energía de la que costó fabricarla y transportarla?

Conviene tener siempre una mirada amplia y también tener una actitud crítica ante las informaciones que recibimos. Las desigualdades sociales, en forma de pobreza energética, malnutrición o no tener vivienda, tienen origen en un sistema generador de desigualdades llamado capitalismo y no se resuelven con una bicicleta estática que esclaviza a los pobres para mantener encendidas unas luces led.

Ciclosfera publicó un reportaje sobre la Free Electric cayendo, como otros, en el error de no analizar críticamente el ingenio. Un lector, Luis Salazar, de la tienda vallisoletana Bicis, escribió un artículo réplica sobre dicho reportaje que os recomiendo: http://www.ciclosfera.com/la-bici-como-ilusion-de-la-tecnologia-y-la-filantropia/

Ni es nuevo, ni sacará de la pobreza a nadie, ni tiene una motivación altruista.

Enhorabuena si has llegado hasta aquí.

Anuncios

4 comentarios sobre “Esclavos de una bici estática

  1. Me ha gustado leer una crítica a ese tipo de noticias e inventos y la relación entre pobreza, la esclavitud y la naturaleza. Y muy bueno el recordar que la energía es la que hay y nunca más. Algo que los ajenos a la ciencia como yo normalmente olvidamos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s