Advertencia: vivir puede matar

El autor jugándose la vida en zona de guerra sin chaleco antibalas.

Todos hemos escuchado alguna vez el greatest-hit “una caída tonta te puede matar” que esgrimen algunos agoreros y su corolario “he visto muchos cascos partidos. Evidentemente, no les falta razón. En lo que se equivocan completamente es en la pirueta lógica que les lleva a recomendar a los ciclistas que nos pongamos el casco para ir por la ciudad. Aunque más que recomendar yo diría dar la brasa y lecciones morales. Siguiendo su razonamiento también deberían predicar:

  • Ponte el casco para cruzar la calle.
  • Ponte el casco en la ducha, que resbala una barbaridad desde que tiraste esa alfombrilla mohosa.
  • No te subas a cambiar la bombilla sin casco, eh. Aunque sea de bajo consumo.
  • ¿Otra vez conduciendo sin casco, truhan? Acaso no sabes que la lesión cerebral es la causa del fallecimiento en un 37’7% de los accidentes de tráfico. Casco para conductores – Valencia en Bici.
  • Ah, y no te olvides de ponerte el casco para follar. Mira, casi mejor no folles y así le metes un gol a las ETS.
Ducha segura - Valencia en Bici.
Ducha segura – Valencia en Bici.

No salgas de casa. Hay peligros ahí fuera y, bah, tampoco hay necesidad. ¡No te hagas selfies, autoasesino! No te bañes en verano, ni en la piscina ni en la playa. Mejor no te bañes, 200 ahogamientos en los siete primeros meses del año 2015. No te emborraches y no te drogues. No comas grasiento ni alimentos muy procesados. No respires el aire contaminado de la ciudad. Ah, no, espera, eso sí. El escándalo UE-VW – Alertaciclista. No hagas locuras. Trabaja mucho, es bueno para la economía. Obedece, como buen súbdito que eres. No te diviertas. No salgas mucho de la jaula. Vive… lo justo.

Ten miedo. Alimenta tus prejuicios. Deja que los pensamientos irracionales gobiernen tu vida. Juega mucho a la primitiva y al euromillón, ¡te puede tocar! Ten miedo de los tiburones y de que te parta un rayo. Sobre todo no te informes y no analices. ¿Por qué esa insistencia en pensar por ti mismo? No hagas nada que pueda herirte. Pensándolo mejor… no hagas nada.

Mantén la calma y obedece a tu maestro.
Mantén la calma y obedece a tu amo.

Lo que tiene vivir es que puedes morir en cualquier momento. No es complicado matarse uno mismo o que lo maten a uno. Existen peligros y riesgos que pueden hacernos daño: en el trabajo, en nuestro ocio, en nuestro día a día… Es importante conocer los peligros, valorarlos racionalmente y actuar frente a ellos. Pero es imbécil vivir con miedo a todo, es absurdo vivir acongojados por amenazas improbables y es una aberración a la infancia criar a los niños en ambientes sobreprotectores que les niegan su madurez e independencia. Más calle para los niños – Elpais.

Hago un llamamiento a ser valientes y a vivir sin miedo. ¡No al casco para una actividad cotidiana, segura y tranquila!

No me da la gana ponerme el casco en ciudad. Las protecciones las utilizo cuando realizo actividades de riesgo y el ciclismo urbano no lo es. Me molestan mucho los brasas del casco. No me gustan nada porque detrás muchas veces hay una actitud paternalista (como si fuéramos menores de edad) o moralista (eres un imprudente si no haces como ellos). Me gustaría que los brasas del casco hicieran campaña con la misma intensidad contra los gases cancerígenos que salen de los tubos de escape de los coches. Por último, si la ciudad es peligrosa, tendrá que cambiar la ciudad.

Me importa mi salud y mi seguridad como al que más. Lo que no me gusta son las imposiciones injustificadas, ya sean legales o morales. No me gustan los absurdos ni los extremos. Si la obligatoriedad del casco en ciudad estuviera justificada, entonces tendríamos que llevarlo al caminar y en el interior de los coches. Y deberíamos empezar a bañarnos en la piscina con chaleco salvavidas para no ahogarnos y deberíamos dejar de tomarnos selfies para no matarnos en el proceso. Si suena ridículo recomendar usar el casco para conducir, también lo es para ir en bicicleta.

Dicho lo anterior, también considero oportuno exponer mi planteamiento haciendo uso de una técnica de análisis de prevención de riesgos laborales (PRL).

En la industria cada vez hay una mayor cultura de seguridad, salud y prevención. La prevención de riesgos laborales (PRL) es el conjunto de actividades o medidas, adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa para evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo. Para ello, se aplican:

  • Técnicas de prevención: su objetivo es evitar que se produzca el accidente. Actúan sobre las causas.
  • Técnicas de protección: su objetivo es proteger cuando no es posible eliminar los riesgos. Pueden ser de tipo colectivas o individuales, siendo las protecciones colectivas mucho más efectivas que las individuales. Además existen otros sistemas que complementan la función de las protecciones, como es el caso de la señalización de seguridad, pero que en ningún caso la sustituye.

Hay distintas formas de evaluar un riesgo. Una forma muy sencilla, pero eficaz, es atribuir para la actividad evaluada un valor a la peligrosidad (gravedad de las lesiones que se pueden ocasionar) y un valor para la probabilidad de que ocurra el accidente. El producto de la peligrosidad por la probabilidad es lo que llamamos nivel de riesgo. Veamos dos ejemplos de la industria.

Evaluación de riesgos.
Evaluación de riesgos.

Riesgo – Caídas en altura

  • Probabilidad: 4. Alta.
  • Peligrosidad: 4. Grave.
  • Nivel de riesgo: 16. Inaceptable.
  • Medidas preventivas: El personal debe de estar formado en trabajo en altura. Solo utilizar equipos de acceso aprobados e inspeccionados. Un miembro del equipo supervisará los trabajos y se asegurará de que todo se lleva a cabo de acuerdo con las instrucciones para la realización de dicho trabajo.

Tras las acciones preventivas

  • Probabilidad: 2. Baja. Se consigue bajar la probabilidad de sufrir lesiones.
  • Peligrosidad: 4. Grave. Aunque la peligrosidad sigue siendo la misma.
  • Nivel de riesgo tras medidas preventivas: 8. Tolerable.

Riesgo – Exposición a materiales peligrosos

  • Probabilidad: 4.
  • Peligrosidad: 4.
  • Nivel de riesgo: 16. Inaceptable.
  • Medidas preventivas: La instalación debe de estar vacía, aislada de fuentes de entrada de materiales peligrosos y purgada de todo tipo de materiales peligrosos. La atmósfera debe de ser verificada con un detector de gases para confirmar que es respirable. El detector de gases debe de usarse en todo momento con instrucción de salir si la alarma se activa. Inspección visual de los EPIs antes de su uso, para verificar que no haya daños. No usar si hay daños.

Tras las acciones preventivas

  • Probabilidad: 1. Se consigue bajar la probabilidad de sufrir lesiones.
  • Peligrosidad: 4. Aunque la peligrosidad sigue siendo la misma.
  • Nivel de riesgo tras medidas preventivas: 4. Adecuado.

A modo de resumen, cuando identificamos una actividad de riesgo, la evaluamos y aplicamos medidas colectivas (preferiblemente) o individuales para reducir el riesgo.

¿Es el ciclismo urbano una actividad de riesgo?

El ciclismo urbano no es una actividad con un riesgo mayor que otras actividades como caminar por la calle, viajar en el interior de un vehículo o bajar unas escaleras. A la vista está de las cifras de heridos y muertos que publica la DGT cada año. La accidentalidad ciclista está al mismo nivel que la de los viandantes. Por supuesto, puede ocurrir un accidente y podemos caer heridos o muertos. También podemos resbalar en la ducha y abrirnos la cabeza. La vida es así. Casi 2000 muertos en España en 2013 en accidentes en el hogar. Podéis encontrar más cifras en el artículo Gran alarma social – Alertaciclista.

Entonces, ¿es el ciclismo urbano peligroso? Hagamos el favor de hablar con propiedad. Peligroso es un coche que puede hacerte mucho daño si te atropella. Peligro es el potencial para causar lesiones de gravedad.

¿Aún en el caso de que el ciclismo urbano fuera una actividad de riesgo, la obligatoriedad en el uso del casco sería efectiva? No. Veamos por qué.

  • El casco NO es una medida preventiva, es decir, no evita el accidente.
  • El casco NO tiene efecto sobre el origen de la peligrosidad que es el tráfico motorizado a altas velocidades en ciudad y en carretera.
  • El casco NO es una medida de protección colectiva, que protege a todos, sino una medida de protección individual.
  • Además el casco demuestra su mayor efectividad en caídas a baja velocidad o donde no interviene un vehículo a motor. Por tanto, no tiene un gran potencial protector en la actividad del ciclismo urbano.
  • El casco es obligatorio en carretera y nuestros compañeros siguen muriendo por conductas imprudentes como conducir bajo los efectos del alcohol o adelantar sin respetar las distancias de seguridad. Casos aislados – Alertaciclista. Yocontrolismo – Alertaciclista.
  • Además la obligatoriedad del casco hace que haya menos ciclistas en las calles ya sea porque pasan de llevarlo o porque perciben la actividad como de riesgo. La menos presencia hace que ir en bici sea más inseguro para los ciclistas que quedan. Es decir, la obligatoriedad del casco, medida de protección individual, va en contra de una protección colectiva que es la presencia habitual y numerosa de ciclistas en las calles. ¡Toma ya!

Uno de los predicadores más cansinos del casco-talismán que conozco es una persona que he visto caerse en dos de las tres ocasiones en las que he pedaleado con él por bajar por una trialera para la que no tenía nivel suficiente. Esta persona, con toda seguridad, debería cambiar algo y no creo que sea comprarse casco integral, rodilleras y peto. O bien mejora su nivel o bien baja andando y deja de tirarse inconscientemente por donde tiene todas las papeletas para despeñarse.

¿Tengo algo contra el uso del casco? Quizá esta foto mía os saque de dudas. A riesgo de comentar lo evidente, en el ciclismo deportivo, en este caso ciclismo de montaña, existen riesgos que hacen aconsejable ponerse un casco: rodar a altas velocidades, pedalear por terrenos complicados, topar con piedras, raíces o ramas, rodar en grupo cerrado, exposición a caídas por cansancio acumulado especialmente a final de ruta…

El autor en la marcha de Onda 2016. Fotografía Fred Lucas.
El autor en la marcha de Onda 2016. Fotografía Fred Lucas. Sí, joder, soy un PRO.

Ahora quiero evaluar la efectividad del casco en situaciones bastante concretas

Riesgo – Atropello a muy alta velocidad por vehículo en carretera. Ciclismo carretera.

  • Probabilidad: 1.
  • Peligrosidad: 5.
  • Nivel de riesgo: 5. Adecuada.
  • Medidas preventivas: Uso del casco.

Tras las acciones preventivas

  • Probabilidad: 1. El casco no afecta la probabilidad de sufrir el atropello.
  • Peligrosidad: ¿4, 3, 2, 1? Al gusto. Podríamos mantener el 5 o reducir el valor.
  • Nivel de riesgo tras medidas preventivas: 5 o menor. Adecuado. Resultado IGUAL con casco que sin casco.

Riesgo – Atropello a alta velocidad por vehículo en ciudad. Ciclismo urbano.

  • Probabilidad: 1.
  • Peligrosidad: 4.
  • Nivel de riesgo: 4. Adecuada.
  • Medidas preventivas: Uso del casco.

Tras las acciones preventivas

  • Probabilidad: 1. El casco no afecta la probabilidad de sufrir el atropello.
  • Peligrosidad: ¿3? ¿2? ¿1? Al gusto.
  • Nivel de riesgo tras medidas preventivas: 3. Adecuado. Resultado IGUAL con casco que sin casco.

Riesgo – Caída bajando una trialera haciendo ciclismo de montaña. Ciclismo de montaña.

  • Probabilidad: 3.
  • Peligrosidad: 3.
  • Nivel de riesgo: 9. Tolerable.
  • Medidas preventivas: Uso del casco.

Tras las acciones preventivas

  • Probabilidad: 3. El casco no afecta la probabilidad de caerse bajando una trialera.
  • Peligrosidad: 2.
  • Nivel de riesgo tras medidas preventivas: 6. Adecuado. ¡El casco funciona!

Riesgo – Caída rodando en grupo con otros ciclistas. Ciclismo carretera o montaña.

  • Probabilidad: 2.
  • Peligrosidad: 4.
  • Nivel de riesgo: 8. Tolerable.
  • Medidas preventivas: Uso del casco.

Tras las acciones preventivas

  • Probabilidad: 2. El casco no afecta la probabilidad de caerse en grupo.
  • Peligrosidad: 3
  • Nivel de riesgo tras medidas preventivas: 6. Adecuado. ¡El casco funciona!

De los casos anteriores, debemos extraer la conclusión de que el casco es efectivo en la práctica del ciclismo deportivo donde la frecuencia de caídas y accidentes es mayor que en el ciclismo urbano y donde el casco puede reducir efectivamente la gravedad de las lesiones. Por contra, frente al atropello de un vehículo a gran velocidad el casco hace bien poco, como demuestran las muertes de ciclistas en carretera y el tipo de lesiones que provoca el atropello (politraumatismos). Por eso, de cara a aumentar la seguridad, conviene más pacificar el tráfico en la ciudad, es decir, reducir el número de coches en circulación y su velocidad, que además garantizaría mayores niveles de seguridad y calidad de vida para todos.

También deberíamos extraer la conclusión de que ante accidentes con poca o muy poca probabilidad de producirse, como son los atropellos a ciclistas con consecuencias graves, el casco no es una medida de protección efectiva porque es poco efectivo para mitigar las lesiones que produce el accidente y no baja la probabilidad de sufrir el atropello. A ver si sale alguien a decir ahora que es muy habitual ser atropellado y que a él ya le ha pasado dos veces en lo que va de año. Entonces esa persona, sin ningún género de dudas, debería cambiar la manera en que circula con su bicicleta y apuntarse a algún curso básico de circulación en bicicleta, como los del Aula de la Bici.

Cuestionario

  • ¿Es el ciclismo urbano una actividad de riesgo? No.
  • ¿Es el ciclismo urbano igual al ciclismo de carretera? No.
  • ¿Es el ciclismo urbano igual al ciclismo de montaña? No.
  • ¿Circulan los ciclistas urbanos en grupo y a alta velocidad exponiéndose a caídas? Ehm, no.
  • ¿Suben o bajan por trialeras los ciclistas urbanos? Parece que no.
  • ¿Transitan los ciclistas urbanos por lo general por terrenos complicados y en mal estado? Nunca o casi nunca.
  • ¿Hay motivos que justifiquen la obligatoriedad del casco ciclista para los ciclistas urbanos? No.
  • ¿Hay peña muy cansina predicando con el mantra del casco-talismán-para-todo que no ha analizado mínimamente la cuestión? Respondan ustedes.
  • ¿Por qué estaría justificado recomendar usar casco a los ciclistas pero no a viandantes y ocupantes de vehículos? Respondan ustedes.

Terminemos con un ejercicio visual para detectar las diferencias entre el ciclismo deportivo, el cicloturismo y el ciclismo urbano.

Cicloturismo: el ciclista posa risueño ante una casa pintada con dudoso gusto. Pedalea con chanclas y calcetines, haciendo disminuir dramáticamente sus probabilidades de tener un intercambio sexual. Hace uso de unos ridículos pantalones de deporte y lleva calzoncillos. El ciclista está cansado, hambriento, mojado y se pregunta si encontrará un buen sitio para dormir esa noche. Pese a todo conserva el optimismo y hace el signo de pulgar arriba.

El autor con chanclas y a lo loco. Héroe del no follarás en la vida.
El autor con chanclas y a lo loco. Héroe del no follarás en la vida.

Ciclista urbano: el ciclista se muestra en actitud confiada y relajada mientras cruza la avenida Guillem de Castro de Valencia un sábado por la mañana. Lleva su reflectante homologado para que el Policía de turno no pueda crujirle una multa desproporcionada. Multas a ciclistas – Alertaciclista. Pedalea con su ropa habitual, chaqueta, bufanda y guantes. Lleva calzoncillos.

El autor jugándose la vida en zona de guerra sin chaleco antibalas.
El autor jugándose la vida en zona de guerra sin chaleco antibalas.

Ciclista de montaña: el ciclista atraviesa una zona técnica con piedras. Va rápido y asume más riesgos de los necesarios para quedar por delante de otros como él y por el gusto de sentirse vivo. Aunque no se aprecia, lleva los testículos de corbata y sabe que el cansancio aumenta sus probabilidades de besar el suelo. El ciclista utiliza casco homologado, guantes de verano, mallot, culot y pedales automáticos. ¡El ciclista no lleva calzoncillos!

El autor buscando su caída tonta del día y quizá la muerte...
El autor buscando su caída tonta del día y quizá la muerte…

Encuentra las 7 diferencias

Anciana y ciclista profesional.
Anciana y ciclista profesional.
Anuncios

12 comentarios sobre “Advertencia: vivir puede matar

  1. Enhorabuena! Artículo estupendo, minucioso y prolijo, con un manejo demoledor de los datos y la evidencia. La obligatoriedad del uso del casco no es la solución, lo es- como bien dices- la educación vial del automovilista y la reducción del uso del coche en ciudad. Lo que temo, ante el hecho de que lo del casco no cuele, es que la cuerda rompa por lo más débil, es decir, que de limite la circulación de bicicletas por vías urbanas. El lobby y la estupidez social tienen mucho poder.

    Me gusta

  2. Esta discusion la tuvimos hace tiempo en mi grupo de decrecimiento. La postura de no llevar casco era mayoritariamente defendida por quien lo veia como una imposicion del estado (aunque no supieron qué contestar cuando, siguendo con el paralelismo con los coches, se les dijo que podrian no hacer uso del cinturon de seguridad). Me parecia interesante contarlo, aunque no se si lo que se plantea en el articulo es una postura contraria a los estados.
    En un accidente en coche, la carroceria te protege. En bici no.
    La probabilidad de tener un accidente siendo viandante o ciclista sera la misma, pero en bici las consecuencias son mas graves.
    En cualquier caso, de acuerdo con el pacificado del trafico urbano (que efectivamente es preventivo).
    Yo la verdad es que he llevado muy poco el casco, aunque he tenido algun susto (tampoco muchas caidas, pero al menos una con un fuerte golpe en la cabeza). Al final he tenido que reconocer que cuando menos es MUY recomendable llevarlo.
    Esta semana en Vitoria ha muerto un ciclista en un accidente con el tranvia (no se si llevaba casco, no se si el golpe en la cabeza ha sido con el tranvia o con el suelo al caer, en cualquier caso ha muerto por ello)
    Mi primo murio tambien de un accidente en bici en Vitoria de un golpe en la cabeza. Ni siquiera sabemos que paso, entro en coma y no salio de el. Lo que es seguro es que no llevaba casco.
    Un compañero de trabajo tuvo mas suerte porque llevaba casco, aunque no le libro de pasar unos dias en el hospital con amnesia temporal.
    No se, igual soy especial y se han juntado todos los planetas en mi caso…
    No me siento el padre de nadie, pero yo siempre dire que el casco nunca esta de sobra. No lo tengo por prejuicio.

    Me gusta

    1. En un accidente con coche la carrocería te protege de lo de fuera, y el cinturón te protege de partirte la cabeza contra el duro cristal del parabrisas, de desnucarte, o de salir follado a través del cristal. La comparación con el casco de la bici es absurda.

      Me gusta

      1. Mira las gráficas de traumatismos en la cabeza en el interior de un coche y explicame cómo te protege la carrocería de golpearte contra el volante o contra el pilar B del coche o contra cualquier elemento rígido.

        Me gusta

    2. Hola, Iñigo.

      No planteo una postura contraria a los estados, pero tampoco me gusta que el estado me imponga obligaciones injustificadas en aras de la “seguridad” cuando por el otro lado toleran alegremente la contaminación en las ciudades, se olvidan de la protección del medioambiente, recortan en sanidad o en ayudas a la dependencia. Es decir, yo no reconozco la autoridad del estado para imponerme el casco cuando la salud y el bienestar de la gente se la suda.

      Tampoco me gusta, siguiendo el argumento de la “salud”, que yo esté obligado a llevar casco y haya gente que me tire el humo del cigarro porque pueden fumar en la terraza del bar o que haya tanta gente con hábitos sedentarios que usa el coche para todo. Alguna vez he oído eso de que si un ciclista se abre la cabeza y no llevaba casco, no le vamos a pagar el médico. Yo respondo entonces que ese gordo que se infla a comida basura y tiene las arterias obstruidas, cuando tenga un infarto, no le voy a pagar yo la intervención. No me gustan estos planteamientos porque la línea donde se pone el límite es arbitraria. Por eso estoy, por norma general, en contra de las obligaciones y prohibiciones, siempre que no tengan que ver con el perjuicio a terceros. ¿Prohibir el tabaco? Sí, porque los no fumadores se tragan el humo. ¿Prohibir los chuletones? Pues no. Casi mejor promover hábitos saludables y cambiar los horarios laborales para tener tiempo para hacer algo de ejercicio. Que no me vengan con la salud cuando las personas no les importamos.

      Respecto al cinturón de seguridad y su imposición, siguiendo un planteamiento libertario sólo estaría justificado si no podemos hacer daños a terceros. Por ejemplo, estaría obligado en los asientos traseros porque en un accidente a suficiente velocidad el cuerpo del ocupante de atrás sale despedido y puede hacer daño a los que van adelante. Los ocupantes de adelante también podrían salir despedidos e impactar contra otras personas o causar desperfectos. Sí, los accidentes de tráfico son una carnicería. En lo que se diferencia el cinturón de seguridad del casco para ciclistas es que su uso no desincentiva el uso del automóvil (y si lo hiciera bienvenido sea), no supone una molestia y no tienes que cargar con él todo el día.

      No tengo nada en contra del uso del casco y tampoco de su recomendación cuando venga al caso. Pero me molestan las personas que solo insisten en este punto cuando lo que necesitamos es protección colectiva y calles seguras.

      Un saludo.

      Me gusta

  3. El casco es una medida preventiva que ayuda a limitar la gravedad de las caídas, no elimina el riesgo de accidente, pero puede mitigar sus consecuencias. Yo lo he utilizado siempre y recomiendo su uso. Ahora bien, desde luego cada cual puede hacer lo que le parezca. Y no, los cascos actuales no son incómodos, ofrecen los adecuados ajustes en todos los aspectos y la suficiente ventilación para que puedan ser utilizados incluso en verano. Y sí, pueden salvarte de daños importantes en caídas tontas. Se puede discutir todo lo que quieras al respecto, pero para montar con mayor…¿seguridad? ¿grado de protección?… llámalo como quieras, un buen casco y también un par de buenos guantes… que las manos son lo primero que intentamos poner cuando nos caemos. Después de todo, es autoprotección.

    Me gusta

  4. El argumento de los gases contaminantes de los coches lo uso siempre, cuando ya estoy más que harta de que me den la brasa con el casco, que si es obligatorio ( la gente no tiene ni p*** idea de educación vial), que si vaya coñazo adelantar ciclistas ( y tengo comprobadísimo que si llevo casco me respetan aún menos la distancia de seguridad), que si esto y lo otro….Da esto para un debate muy largo, y yo me desespero porque veo que nos faltan muchos años y muchísima educación. Algo que ni les interesa ni fomentan las administraciones, sólo quieren la bici para la foto y para sacar perras en las aceras bici subvencionadas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s